De fumar

Recomendamos encarecidamente que todas las mujeres embarazadas dejen de fumar o, si esto es imposible, reduzcan tanto como sea posible. También se debe minimizar la exposición al humo secundario. El humo del cigarrillo contiene una variedad de venenos que incluyen nicotina, cianuro y monóxido de carbono, todos los cuales atraviesan la placenta hasta el bebé. Además, fumar cigarrillos se ha asociado con un mayor riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal, retraso del crecimiento fetal y síndrome de muerte súbita del lactante.

Esta puede ser su mejor oportunidad para dejar el hábito de fumar. No dude en hablar con nosotros sobre cómo dejar de fumar.

* Toda la información está sujeta a cambios. Las imágenes pueden contener modelos. Los resultados individuales no están garantizados y pueden variar.